Terapia fotodinámica facial

¿Qué es el fotorejuvenecimiento?

Nuestra piel está compuesta principalmente por tres activos: el colágeno, las células y las fibras de elastina. Sin embargo, estos tres componentes no se mantienen siempre estables ya que, el paso del tiempo hace que éstas disminuyan provocando el envejecimiento facial. Además, algunos factores externos como el consumo de tabaco, una mala alimentación o las condiciones climáticas pueden acelerar también su disminución.

La apariencia de nuestra piel refleja la edad que tenemos, por lo que es fundamental cuidarla a diario para evitar en envejecimiento temprano.

El fotorejuvenecimiento facial es uno de los mejores tratamientos para combatir los daños ocasionados. Gracias a la aplicación de luz y productos fotosensibles se consigue reparar la piel y regenerarla de forma no invasiva.

¿Para qué sirve la fototerapia facial biodinámica?

La terapia biodinámica o también conocida como fototerapia facial biodinámica es considerada una de las mayores revoluciones en medicina estética de los últimos años.

El tratamiento apenas dura 45 minutos y consiste en combinar peelings fotodinámicos Skin Ox que se activan con el dispositivo de luz Fotoage para estimular, regenerar y reparar la piel.

En función del problema que sufra el paciente y de los beneficios que se quiera obtener, se elegirá un producto Skin Ox u otro y se aplicará un color de luz diferente: roja, azul, amarilla o verde.

Los cuatro problemas que puede tratar la fototerapia facial biodinámica son:

  • Envejecimiento facial (luz roja)
  • Acné (luz azul)
  • Rosácea (luz amarilla)
  • Melasma (luz verde)

¿Cómo se aplica la fototerapia facial?

La fototerapia facial biodinámica es un tratamiento que consta de 5 fases:

  • Estudio previo de la piel del paciente para saber qué tipo de ácidos aplicar y qué tratamiento escoger en función de los resultados que se quiera obtener.
  • Preparar la piel con productos fotodinámicos y no agresivos que faciliten la penetración de los activos Skin Ox escogidos.
  • Aplicar el producto Skin Ox más adecuado para tratar el problema cutáneo: envejecimiento facial, acné, rosácea o melasma.
  • Cubrir al paciente con el dispositivo Fotoage, el cual se adaptará perfectamente a sus facciones y activará las células madre de los tejidos gracias a la combinación de la luz con los productos aplicados anteriormente.
  • Aplicar un protector solar. Los productos que se utilizan durante el tratamiento son fotosensibles por lo que es fundamental proteger la piel de la radiación solar para no sufrir efectos no deseados.

Beneficios de la fototerapia facial

La terapia fotodinámica es un tratamiento indoloro y no invasivo que proporciona numerosos beneficios para la piel. Estos dependerán del producto Skin Ox aplicado y del tipo de luz del dispositivo Fotoage, aunque todos ellos consiguen los siguientes resultados comunes:

  • Eliminación de manchas
  • Regulación del tono de la piel
  • Reducción de cicatrices derivadas del acné
  • Estimulación natural de colágeno
  • Liberación de radicales libres que proporcionan un aspecto más joven y fresco

Cuando dar fototerapia

La fototerapia biodinámica está indicada para pacientes que sufren problemas cutáneos inflamatorios y cuyo tratamiento de uso tópico es insuficiente para obtener resultados visibles.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

En cualquiera de los cuatro tratamientos, los resultados son visibles desde la primera sesión.

Sin embargo, es cierto que, dependiendo de la gravedad del problema a tratar, cada paciente necesitará un número de sesiones u otras y los efectos son progresivos en el tiempo.

Además, es fundamental establecer un periodo de dos a tres semanas entre cada sesión para permitir que la piel se recupere y pueda desarrollar los beneficios de la anterior aplicación.

Si sufres alguno de los problemas mencionados anteriormente y buscas una solución realmente efectiva, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡La primera consulta es totalmente gratuita!

Diferencia entre radiofrecuencia y fotorejuvenecimiento

Habitualmente, la radiofrecuencia facial y el fotorejuvenecimiento facial son dos técnicas que pueden ocasionar confusión en los pacientes ya que aportan beneficios similares. Ambos tratamientos mejoran la apariencia de la piel, estimulando la creación de colágeno y elastina, además de ser indoloras y no invasivas.

La gran diferencia entre ellas radica en los productos aplicados y, sobre todo, en la elección de los problemas a tratar.

Aunque ambas técnicas combatan el envejecimiento, la fototerapia biodinámica permite mucha más libertad a la hora de escoger los resultados. Podremos decidir qué problema tratar y qué efectos queremos conseguir.

En Clínica San Clemente de medicina estética de Zaragoza, contamos con los mejores profesionales médicos estéticos que aportan décadas de experiencia en este tipo de tratamientos faciales. Además, siempre utilizamos los mejores materiales y productos del mercado para garantizar los resultados más óptimos.

Pídenos más información

Y recuerda que si te acercas a nuestra clínica ¡la primera consulta es gratuita!