Muchas mujeres desean un aumento de pecho tras un embarazo o una lactancia que ha dejado vacío y caído el pecho. Aunque no existe riesgo de que el aumento altere futuros embarazos, sí debes saber que las mamas pueden cambiar de aspecto tras un nuevo embarazo.

Es imprescindible realizar una primera evaluación del tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y su estado general de salud. Asimismo, se debe realizar una exploración de pechos y en algunos casos, incluso acompañarlo con un estudio mamográfico. Explicamos las distintas técnicas quirúrgicas, se discutirá el tamaño y la forma que tendrán tus pechos y las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor para ti.

Ante una cirugía mamaria, debes exponer tus expectativas de manera sincera y franca para que la clínica sea también franca y te muestre las alternativas disponibles para tu problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas. También se te deberá explicar cuál es el tipo de anestesia que se empleará, la necesidad o no de ingresar en la clínica y los costes de la dicha intervención.

¿Qué tipo de prótesis mamarias existen?

Tipos de prótesis según su forma

Redondas
Son de forma esférica, es decir, iguales en su porción inferior y superior. Por ello, rellena de la misma manera los polos superiores e inferiores. Generalmente son empleadas en aquellas mujeres que desean una mama más rellena en la parte superior del pecho. No obstante, es importante señalar que estos implantes son mucho más limitados en caso de querer variar la forma de la mama o corregir determinados aspectos de la mama.

Anatómicas
Son también conocidas como de forma de gota o lágrima. En estas, el punto de máxima proyección no está en el medio de la prótesis sino un poco más inferior, adoptando el polo inferior una forma más redondeada. Estos implantes tienen muchas más variables a determinar (altura, anchura, proyección, distancia de polo inferior) y por ello, su elección es más compleja y delicada. No obstante, el dominio de este tipo de implantes permite llegar mucho más lejos en una intervención de aumento de pecho o mastopexia.

Tipos de contenido de las prótesis


Gel cohesivo de silicona
Los geles cohesivos de mayor calidad se conocen como “geles de forma estable”. Estos geles mantienen su forma en caso de romperse su envoltura y su contenido no tiene capacidad migratoria. Su tacto es variable en función del grado de cohesividad.

Suero
Desde nuestro punto de vista estas prótesis están obsoletas. Además sus resultados son inferiores y su tacto es mucho más duro por lo que sus indicaciones son muy restringidas.

¿Qué hay que hacer después de una operación de pecho?


Tras la cirugía de mamas es normal encontrarse algo cansada unos días, pero podrá hacer vida casi normal a las 24-48 horas.

La mayoría de las molestias ocasionadas por la intervención se controlan con la medicación prescrita por la doctora.

Una cirugía de mamas puede doler durante un par de semanas, el resultado variará en función de la inflamación inicial. El vendaje o los apósitos serán retirados a partir de las 24 horas post-cirugía, siendo sustituidos por un sujetador deportivo, sin aros, que deberá llevar de la manera que le indique el doctor.

El aspecto inicial de los pechos tras una intervención es artificial y de mayor volumen al que corresponde debido a la inflamación propia de la cirugía, deberá esperar a que remita dicha inflamación de 2 a 3 semanas. Aunque los puntos se retiran entre los 7 y 14 días después de lacirugía mamaria, la inflamación residual no cede completamente hasta las 3 ó 6 semanas. Es normal tener una sensación de ardor en los pezones durante las dos primeras semanas.

Tras un aumento de pecho podrá volver al trabajo en pocos días, dependiendo de la actividad que realice. Siga las instrucciones que la doctora le entregará acerca de los ejercicios que puede o no realizar como evitar levantar objetos por encima de la cabeza durante 2 a 3 semanas.

Sus mamas estarán más sensibles de lo normal durante 2 a 3 semanas, por lo que puede ser conveniente evitar un contacto físico excesivo hasta las 3 ó 4 semanas. Al principio las cicatrices estarán rosadas, aspecto que mejorará continuamente desde las 6 semanas. Los controles mamográficos apropiados para cada mujer según su edad pueden seguir realizándose a partir del año post-cirugía, aunque se debe advertir la existencia de la prótesis. La operación no limitará su capacidad para dar de mamar si se queda embarazada.

Si estás planteándote un aumento de pecho, no dudes en pedirnos una cita para poder estudiar tu caso y proceder a resolver todos tus problemas. Nuestra doctora se encargará de explicarte detalladamente todo el proceso y te mostrará casos reales similares al tuyo para que te hagas una idea de cómo serán los resultados que se obtendrán.