Al igual que la sonrisa, nuestra mirada es nuestra carta de presentación. Por ello, para la mayoría de personas que tienen ojeras, éstas suponen un gran problema estético. Sin embargo, aunque las ojeras se asocian comúnmente con el insomnio, su causa puede deberse a otro problema de salud, por lo que es fundamental detectarlo si realmente queremos ponerle solución.

Además, para tratar las ojeras la mayoría de personas suelen recurrir a cremas, serums y mascarillas. Pero, ¿sabías que existen varios tipos de ojeras? No podemos aplicar los mismos tratamientos para todas ellas. Por ello, también será fundamental detectar qué tipo de ojera es la que padecemos para poder elegir el tratamiento más adecuado.
En el siguiente artículo os desvelaremos qué tipos de ojeras existen, cómo podéis prevenirlas y qué tratamientos se pueden llevar a cabo para ¡eliminar las ojeras por completo!

Qué son las ojeras

Las ojeras son coloraciones oscuras que se forman justo debajo de los ojos y es que, la piel de esta zona facial es muchísimo más delicada que la del resto del rostro. Por ello, su color se debe a que, al ser tan fina, las venas se transparentan con mucha más facilidad.

Causas de las ojeras

Como hemos mencionado anteriormente, el insomnio es una de las principales causas de las ojeras. Y es que, cuando estamos muy cansados nuestros vasos sanguíneos se dilatan, pudiendo mostrar ese color azulado tan característico.
Sin embargo, esta no es la única causa de las ojeras, sino que existen muchas otras. Entre las más comunes podemos encontrar:

  • Problemas hormonales que favorezcan la retención de líquidos
  • Factores genéticos
  • Seguir malos hábitos alimenticios o sufrir anemia
  • La exposición excesiva al sol o a las pantallas
  • Envejecimiento
  • Consumir bebidas alcohólicas o tabaco
  • Falta de hidratación de la piel

Tipos de ojeras

Como hemos visto, existen muchos factores que pueden causar ojeras. Sin embargo, no todos ellos afectan de igual forma y originan los mismos tipos de ojeras. A continuación, os desvelamos los tipos de ojeras que existen y qué factores los causan:

Ojeras vasculares

También conocidas como ojeras azules o moradas, las ojeras vasculares son causadas por una dilatación de los vasos sanguíneos. El insomnio, el consumo de alcohol, tabaco y algunos medicamentos son las principales causas de su aparición.

Ojeras hundidas

Tal y como indica su nombre, este tipo de ojeras forman un surco que recorre el ojo, desde el lagrimal hasta nuestra mejilla. De todos los tipos de ojeras que existen son las más difíciles de tratar y su principal causa es el envejecimiento.

Ojeras pigmentadas

También conocidas como ojeras marrones, las ojeras pigmentadas se deben a un aumento de melanina y su causa más común es la exposición excesiva al sol.

Métodos para prevenir las ojeras

La dificultad para eliminar las ojeras dependerá del tipo de ojera que se padezca y de su gravedad. Sin embargo, existen varios hábitos que podemos seguir en nuestro día a día para prevenir su aparición:

  • Dormir al menos 8 horas diarias
  • Llevar una alimentación equilibrada y beber litro y medio de agua al día
  • Evitar la exposición solar y en caso de hacerlo, utilizar siempre protección
  • Realizar ejercicio físico semanalmente
  • Mantener la piel hidratada

Tratamientos para eliminar las ojeras

Existen múltiples tratamientos estéticos, tanto quirúrgicos como no quirúrgicos, para eliminar las ojeras. Sin embargo, lo más recomendable es consultar a un profesional para descubrir cuál de ellos será el más recomendable.

  • Ácido hialurónico: El ácido hialurónico es uno de los tratamientos más recomendados para combatir las ojeras pigmentadas y las ojeras hundidas. Este no sólo rellena las zonas afectadas sino que ayudar a crear colágeno de forma natural, lo que aporta una apariencia mucho más fresca y sana.
  • Peeling químico: Gracias al peeling químico médico, las capas más superficiales de nuestra piel se renuevan por lo que también puede ser una buena alternativa para aquellas personas que padecen ojeras pigmentadas.
  • Blefaroplastia: A diferencia del ácido hialurónico y el peeling químico, la blefaroplastia es un tratamiento quirúrgico. Además, no trata los mismos tipos de ojeras, sino que su objetivo es eliminar el exceso de grasa que origina las bolsas.


Como hemos visto, existen varios tipos de ojeras y no todas ellas se consiguen eliminar de igual forma. Por ello, desde Clínica San Clemente os recomendamos que observéis el color que tienen las vuestras y pidáis cita para que la doctora os recomiende el mejor tratamiento estético. Además, recordad que ¡la primera consulta es gratuita!