El ácido hialurónico es por excelencia uno de los términos más utilizados en la medicina estética. Nos aporta multitud de beneficios y gran parte de su éxito viene derivado de conseguir rejuvenecer nuestro rostro sin la necesidad de someterse a una cirugía.

A continuación, hablaremos sobre ciertas cuestiones que normalmente se plantean nuestros pacientes y tienen una sencilla respuesta.

¿Dónde se puede inyectar Ácido Hialurónico?


Elcontorno de los labios es una de las zonas del rostro que antes muestra el paso de los años.

El ácido hialurónico es muy utilizado para la mejora del aspecto tanto de las arrugas alrededor de los labios (el llamado “código de barras”) así como de su comisura y contorno.

La inyección de ácido hialurónico en los labios proporciona una disminución muy visible de las arrugas y una mejora del aspecto del contorno de los labios. Además, recordemos que la infiltración de ácido hialurónico favorece la actividad de las células de las dermis, y por tanto de la producción de colágeno, lo que contribuirá a la mejora del aspecto de toda la zona.

Además, se puede aplicar para dar un mayor volumen a los labios.

Beneficios del ácido hialurónico para la piel


La hidratación es uno de los beneficios más importantes que nos aportan las inyecciones del ácido hialurónico con respecto a nuestra piel. Gracias a él nuestra piel se mantiene con niveles óptimos de hidratación y su aspecto es sano y jugoso. Con los años, perdemos nuestra capacidad de producción de este ácido, lo que conlleva una pérdida de volumen y firmeza, así como la aparición de las líneas de expresión y arrugas.

Por eso, los principales efectos que notarás si te sometes a un tratamiento de ácido hialurónico, a partir de los 35 años, es que tu piel recuperará parte de su textura pérdidas.

¿Qué alimentos tienen ácido hialurónico?


Una alimentación sana y variada es fundamental para proveer a nuestro organismo de todo lo que necesita. El ácido hialurónico es uno de los componentes fundamentales de los que debemos proveerle de suficiente cantidad para reponer todo el que perdemos de forma natural.

Los alimentos ricos en ácido hialurónico son variados, de tal forma que, incorporados a tu dieta diaria, podrán cubrir todas tus necesidades.

Fundamentalmente, la carne roja es rica en ácido hialurónico. Carne roja como la ternera, el cordero etc. Que, además, te ofrecen la ventaja extra de aportar Vitamina A, lo que aumenta el grado de absorción del Ácido Hialurónico por parte de tu organismo, ya que una favorece la absorción de la otra. También la carne de pavo es rica en ácido hialurónico, por si deseas una dieta más libre de grasas.

Existen una serie de pescados ricos en este ácido, sobre todo azules como es el caso del atún y la caballa. Además, el salmón ofrece un gran aporte de ácido hialurónico.

Algunos vegetales son también una buena fuente de ácido hialurónico. Es el caso de los tubérculos como las patatas o el boniato también son ricas en este ácido, debido a su alta concentración de almidón. Otras verduras que también te ayudarán a mantener los niveles adecuados de ácido hialurónico debido a su alto contenido en magnesio, que favorece la síntesis de este: coliflores, brócoli, judías verdes, espinacas etc.

¿Las inyecciones de Ácido Hialurónico tienen algún efecto secundario?



El ácido hialurónico forma parte de manera natural en nuestro organismo, por lo que hace que los tratamientos en los que se aplica en la medicina estética sean totalmente seguros.

Se puede decir que es un complemento perfecto para hacer que nuestra piel luzca radiante y rejuvenecida.

Si estás interesado en conocer más información acerca de los tratamientos de ácido hialurónico con los que trabajamos en la Clínica San Clemente, no dudes en contactar con nosotros. ¡Estaremos encantados de solucionar tus dudas y brindarte los mejores resultados!